Libro: «El gato solo en casa. Cómo hacer afortunados a los gatos domésticos», de Heike Grotegut

"Aprenda de la experta en gatos cómo puede hacer sus propios juguetes para gatos y prácticos muebles y cómo puede diseñar un hogar de una forma más amigable para ellos."
el gato solo en casa

Pequeño libro de la editorial Acribia y de la veterinaria etóloga alemana Heike Grotegut.

La autora da numerosas ideas para elaborar juguetes mediante manualidades y reciclaje de materiales caseros. Divide las materias en escondites, descanso, rascadores, cuidados gatunos, y pequeñas presas para cazar.

Se basa en la necesidad de los gatos de estar activos y evitar el estrés y el aburrimiento de estar 24 horas/365 días, metidos en un apartamento de dimensiones reducidas, solos, mientras los cuidadores trabajan. Este estrés y aburrimiento se traduce muchas veces en dormir de más y sobrepeso, y otras en problemas de comportamiento (agresión al propietario, arañazos en muebles, eliminación inadecuada, alopecia psicógena). Y es que no hay que olvidar que el gato aún mantiene muchos comportamientos de su vida salvaje, y en la naturaleza el gato pasa más de 8 horas al acecho de presas que llevarse a la boca. Son animales territoriales y solitarios, aunque pueden ser sociables y convivir con otros gatos siempre y cuando haya recursos (comida, agua, descanso) suficientes.

Como ejemplo de la elaboración de escondites, la autora propone trasformar un viejo mueble de lavabo en una cueva. La apertura que trae para el desagüe se convierte en la puerta. Lo mismo ocurre con un viejo monitor de ordenador al que le saca el cátodo y deja solo la carcasa de plástico.

Como ejemplo de cama, rellena las mangas de un viejo jersey con algodón y las cose para hacer una cama con forma de rosquilla. O un hula-hop como hamaca.

Utiliza tiras de cartón pegadas para hacer rascadores planos, botella de plástico para hacer bebederos, un macetero y una bomba de agua para hacer una fuente, cartones para hacer presas… También propone utilizar cacahuetes con cáscara y macarrones no cocidos como pequeñas presas que los gatos puedan coger y lanzar.

Es importante no agobiar al gato con una gran diversidad y cantidad de juguetes porque puede perder el interés en ellos, así como que nuestro juego con ellos sea con ganas y no autómata porque también pueden perder el interés en interactuar con nosotros.

El precio del libro me parece un poco elevado para el contenido que trae, entre otras cosas porque esas manualidades ya están en internet; pero da algunos datos curiosos que no encuentras en otras fuentes de información.

Hasta la próxima, pelosinos!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp